La Depresión

Texto Bíblico: 1 Reyes 19.

Verdad Central: El amor de Dios, y nuestra confianza en Él nos guardan de caer en la trampa de la depresión.

Cada año, el 9.5% de la población estadounidense (aproximadamente 18.8 millones de adultos) padece de enfermedades depresivas.

El costo en términos económico es alto, pero el costo en términos de sufrimiento es incalculable.

Los trastornos depresivos interfieren con el funcionamiento cotidiano del paciente. Ellos causan dolor y sufrimiento no sólo a quienes de ellos padecen, sino también a sus seres queridos.

La depresión severa puede destruir tanto la vida de la persona enferma como la de su familia. Sin embargo, en gran parte, este sufrimiento se puede evitar.

La depresión es una enfermedad que afecta física y mentalmente en el modo de sentir y de pensar del individuo.

La depresión nos puede provocar deseos de alejarnos de nuestra familia, amigos, trabajo, iglesia y escuela.

Puede además causarnos ansiedad, pérdida del sueño, del apetito, y falta de interés o placer en realizar diferentes actividades.

Casi todos nosotros hemos sentido alguna vez, una inmensa tristeza en nuestras vidas. Esto es normal. Pero si esta tristeza o actitud depresiva continúa por más de dos semanas, se debe buscar ayuda. Sentir tristeza es normal, estar deprimido permanentemente no lo es.

La depresión no es simplemente una angustia, es también una tristeza o melancolía permanente. Nos lleva a sentir inútiles, sin esperanza; a veces, es posible que nos queramos dar por vencidos.

Puede afectar a cualquier persona, de cualquier nivel económico y en cualquier edad. ¡La depresión no discrimina! Afectan a ricos y pobres, blancos y negros, hispano/latinos y asiáticos, viejos y niños.

Factores que Contribuyen

Las razones para caer en un estado depresivo son muy variadas. Algunas personas caen en depresión severa cuando experimentan un acontecimiento emotivo en sus vidas, por ejemplo, cuando perdemos el trabajo o terminamos una relación amorosa importante.

A otras personas les puede afectar como resultado de una suma de factores y acontecimientos: Cuando migramos y dejamos atrás en nuestro país nuestra familia y amigos más queridos; cuando sentimos falta de habilidad para comunicarnos; cuando nos resulta difícil entender e integrarnos a una nueva cultura. Sin embargo, hay gente que puede llegar a sentirse deprimida sin ninguna advertencia previa.

La Historia de Elías

Elías era un hombre sujeto a pasiones, igual que nosotros, pero oró con insistencia para que no lloviera, y no llovió sobre la tierra durante tres años y seis meses. Y oró de nuevo, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto. (Santiago 5:17-18 Versión RVA Moderna)

¿Quien era Elías?

1 Reyes 16:29-34 - El nombre de Elías significa “Mi Dios es Jehová”. Elías aparece en un momento crítico cuando se adoraba a Baal como dios de los fenómenos atmosféricos (sol, lluvia, truenos, rayos). Este se representaba sosteniendo un hacha en una mano, y un rayo en el otro.

El Rey de Israel, llamado Acab (Rey de Israel 874-853 A.C.), llevó a la nación a su punto más bajo durante sus 22 años de reinado. Todo se puso peor cuando contrajo matrimonio con Jezabel de Tiro, consumando una alianza entre Israel y Fenicia (vecinos del norte).

Esta llevó a que Acab instituyera la adoración a Baal sobre el pueblo, pero Elías llega al escenario (conflicto entre la iglesia y el estado).

1 Reyes 17 – Elías predice la sequía con el propósito de enseñarle al Rey Acab, quien es el que realmente controla la atmósfera, y toda la tierra; Jehová, Dios de los Cielos y la Tierra.
Primero Dios provee para las necesidades de Elías mediante la naturaleza, y luego a través de una viuda. Lo grande del caso es que la viuda era de Sarepta, y este queda en el mismo corazón del propio país de Baal.

1 Reyes 18 – El reto de Elías: ¿Dios o Baal?
Durante 3 años Jezabel hizo lo que estuvo a su alcance para eliminar la adoración de Dios en Israel.

Elías regresa, uno en contra de 450, para poner a prueba quién es el Dios verdadero. Baal ni escucha, ni responde porque es impotente e incapaz de producir fuego, y de producir lluvia.

Pero Jehová demuestra que es el único Dios, al contestar con fuego, y al consumir la ofrenda saturada en agua.

“El Señor es Dios”, grita el pueblo. Luego degüellan a los profetas de Baal, y termina la sequía.

1 Reyes 19 – Elías huye para salvar su vida debido a que cayó en depresión, temor y desilusión, luego de haber escuchado las intenciones de venganza de Jezabel.

Elías huye hacia el sur, al desierto de Sinaí (Monte Horeb). Dios le habla a Elías en el lugar que se dio a conocer a Moisés, no en forma espectacular, sino en la quietud.

Dios le ayuda a superar la lástima por sí mismo, le restaura el sentido de su propósito, y le muestra el camino a seguir (dirección).

¿Cómo obtener ayuda?

1. El primer paso: Tome la decisión de pedir ayuda (Sal del escondite y busca a Dios)
2. El segundo paso: Siga las instrucciones tal como han sido indicadas
3. El tercer paso: Mantén tus ojos en la meta final (No te rindas; persiste)
4. El cuarto paso: Reconoce quién eres en Cristo Jesús (Tu identidad)

Cuestionario:
Si sospecha que está sufriendo de depresión, complete el siguiente cuestionario. Este ejercicio le ayudará a identificarla. Para ello tenga en cuenta las siguientes pautas:

Piense acerca de lo que está sintiendo. Defina cuál es el síntoma más cercano a lo que usted siente. Conteste honestamente a cada una de las preguntas. Marque sus respuestas en el cuadro al frente.

• ¿Estoy triste o enfermo de depresión?
• ¿Se siente triste, ansioso, o tiene un sentimiento de vacío permanente?
• ¿Tiene sentimiento de culpa, no le encuentra sentido a su vida, o está desesperado?
• ¿Tiene problemas para concentrarse, memorizar, o tomar decisiones?
• ¿Se siente muy cansado, débil o sin energía?
• ¿Tiene problemas para dormir, padece de insomnio o se da cuenta de que está durmiendo demasiado?
• ¿Ha perdido el apetito y el interés en comer o por el contrario, encuentra que está comiendo todo el tiempo?
• ¿Se siente irritado o desesperado?
• ¿Tiene dolores y sufrimientos que no se alivian por más que lo ha intentado?
• ¿Ha perdido interés en actividades que antes disfrutaba, incluyendo el sexo?
• ¿Tiene sentimientos de culpa, desespero, abandono, pesimismo o desesperanza?
• ¿Tiene pensamientos suicidas o de muerte?

 

Reconoce quién eres en Cristo Jesús

Epístola a Timoteo, el cual fue el primer obispo (vigilante, inspector, superintendente) ordenado en Éfeso, fue escrita de Roma, cuando Pablo fue presentado la segunda vez á César Nerón.

Timoteo (gr. = Temeroso de Dios). Hijo espiritual (2 Timoteo 2:1), compañero y ayudante de Pablo (Filipenses 2:19-22).

Esta carta a Timoteo es una de las últimas cartas de Pablo, después de una vida de servicio y sufrimiento por Cristo.

En este momento está de nuevo en la cárcel y la muerte es inminente.

Lucas es el único que está con él y ansía ver a Timoteo otra vez. Sin embargo, no hay señales de autocompasión, no hay palabras de pesar, desesperanza, resentimiento o depresión. Pablo no temió lo que le pudiera hacer el hombre, en este caso, César Nerón: El temor del hombre pondrá lazo: Mas el que confía en Jehová será levantado (Proverbios 29:25).

Su última palabra es de aliento a todos los que vienen detrás: He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe (2da. Timoteo 4:7)

Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo á mí, sino también á todos los que aman su venida (2da. Timoteo 4:8)

Extracto de 2 Timoteo 4:7-8
Si se desea terminar la carrera hay que ser persistente (La carrera no es del que corre ligero ó rápido, sino del que la termina). Guarda, y retiene la fe en Dios que es por medio de Cristo Jesús. Mantén tus ojos en la meta final (la corona de justicia).

Pablo insta a Timoteo a que reconozca que es un soldado de Cristo: Tú pues, sufre trabajos como fiel soldado de Jesucristo (2da. Timoteo 2:3)

Ninguno que milita se embaraza en los negocios de la vida; á fin de agradar á aquel que lo tomó por soldado (2da. Timoteo 2:4)

¿Reconoces lo que se requiere de ti?
¿Que características tiene un soldado?
¿Que caracteriza a un soldado ideal?

El soldado fiel y leal se caracteriza:

• Persevera (Es persistente y no se rinde)
• Busca agradar a su supervisor y jefe (Busca ser fiel y leal)
• Es abnegado – (Se niega a sí mismo y hace lo que no le gusta con tal de cumplir la misión encargada)
• Es responsable y está listo a rendir cuentas de todas sus acciones
• Cumple con la misión encargada (Esta enfocado, y no remueve los ojos de la meta fina

¿Has reconocido que eres un soldado de Cristo?

 

Tu identidad en Cristo

¿Cuál es tu identidad?

Al que nos amó, y nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre, y nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios y su Padre: a él sea gloria e imperio para siempre jamás. Amén. (Apocalipsis 1:5-6)

Mas vosotros sois el linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que mostréis las virtudes de aquel que os ha llamado de las tinieblas a su luz admirable. (1 Pedro 2:9)

Y te pondrá el SEÑOR por cabeza, y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo; cuando escuchares a los mandamientos del SEÑOR tu Dios, que yo te mando hoy, para que los guardes y cumplas. (Deuteronomio 28:13)

Vosotros sois la sal de la tierra; y si la sal se perdiere su sabor ¿con qué será salada? No vale más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende la lámpara y se pone debajo de un almud, sino en el candelero, y alumbra a todos los que están en la casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras buenas, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. (Mateo 5:13-16)


 Publicado en: http://www.notasbiblicas.com/foros/viewtopic.php?t=1759

0
0
0
s2smodern
powered by social2s