¿Estás confundido?

Una de las problemáticas de nuestro mundo es la forma en que vivimos; un mundo sin control, donde escuchamos a gritos la gente desesperada, corriendo de un lado a otro, tratando de sobrevivir ante tantas desesperanzas, y no saben a quién acudir en busca de solución a la problemática de la vida.

A veces, se escuchan voces que pudieran tener matiz de esperanza; pero que, al final, son voces que confunden y  engañan.  Son voces vacías. Todo esto tiene una explicación: Simplemente el hombre se ha alejado de Dios, su corazón se ha inclinado al mal, y se ha separado del Dios verdadero, dando cabida al pecado que lo tiene cautivo y lo aleja más y más de Dios.

La Biblia nos dice en Jeremías 17:9 “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, ¿Quién lo conocerá?”. Es por esa razón que hay maquinaciones en el corazón perverso de muchas personas, quienes buscan confundir y engañar a los demás, cambiando la verdad por la mentira.  La Palabra de Dios nos amonesta sobre esto; Isaías 5:20 “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, y lo dulce por amargo!”   

CONFUNDIR SIGNIFICA: Mezclar cosas o personas diversas de modo que no puedan distinguirse. Barajar confusamente varias cosas que antes estaban ordenadas. Turbar a uno de tal manera que no pueda explicarse. 

La confusión produce efectos negativos en el hombre, le hace vivir inseguro de sí mismo, produce inestabilidad y hace que se avergüence.

 ¿DE DONDE VIENE LA CONFUSION?

La confusión no viene de Dios.  La Biblia dice “Pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz”. (1ra. Corintios 14:33).

La confusión es parte del trabajo que Satanás hace en la vida del hombre, y esto fue lo que provocó en el huerto del Edén a Adán y Eva, Génesis 3:1-7, sembró la duda en el corazón de la primera mujer, usando engañosamente parte de las mismas palabras que Dios les había dicho.  Cambió el mensaje dado por Dios a Adán y Eva por otro muy parecido y que fue suficiente para hacerle caer.  Además, le hizo creer que serían tan sabios como el mismo Dios, sabiendo lo bueno y lo malo. 

Satanás es reconocido a través de los siglos como el engañador; engaña con falsas promesas, reviste la verdad de Dios con mentira para seducir al hombre:

1.       Tergiversa lo que Dios dice:

a.       Confundió a  Eva (Génesis 3:1b) cuando le dijo: ¿con que Dios os ha dicho “No comáis de todo árbol del huerto?”.   

b.      Trató de seducir a Jesús para que le obedeciera a su propósito de lanzarse de lo alto del templo (Mateo 4:6).

2.       Sus planes son astutos: Pablo expresa en 2da. Corintios 2:11 “Para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones”.

3.       Su meta es “Engañar el mundo entero” (Apocalipsis 12:9b).

Es evidente que Satanás puede confundir y engañar a cualquiera que le da la oportunidad, porque él entra en la vida de las personas sin pedir permiso, simplemente entra y aprovecha cualquier debilidad del ser humano. Esto fue lo que pasó con el apóstol Pedro cuando Jesús, hablando con los discípulos, les decía que le era necesario padecer.  Pedro le dijo,  “Señor, ten compasión de ti, en ninguna manera esto te acontezca¨. Mas Jesús le dijo ¨İ Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres” (Mateo 16:22-23 ).

Pedro, en una actitud compasiva, habló a Jesús; pero no era la voz de Pedro, sino la voz del engañador en la persona de Pedro, tratando de confundir al maestro para que no muriese y el mundo fuera rescatado.

 ¿CUAL ES EL EFECTO DE LA CONFUSION?

A Adán y Eva les resultó difícil perder la permanencia en el huerto del Edén; haberse dejado confundir y desobedecer a lo que Dios había ordenado les costó caro, porque ellos habían sido advertidos de las consecuencias de la desobediencia.

1-      IBAN A MORIR FISICAMENTE

2-      FUERON HECHADOS DEL HUERTO DEL EDEN, DE UN LUGAR SEGURO A UN LUGAR DE INSEGURIDAD.

3-      EL HOMBRE TENDRIA QUE TRABAJAR, CON SUDOR DE SU FRENTE, Y CON DOLOR COMERIA EL PAN DE CADA DIA.

4-      A LA MUJER SE LE AUMENTARIAN LOS DOLORES AL DAR A LUZ A SUS HIJOS.

5-      LA TIERRA SERIA MALDITA POR LA DESOBEDIENCIA (GENESIS 3:16-17).

Todo esto ha causado efectos profundos y trascendentales en la humanidad. El hombre, a partir de ese momento, perdió la comunión y confianza con su Dios. Su corazón se inclinó al mal, y se alejó de su Dios; el pecado hizo separación de la vida pura que Dios le había otorgado al hombre, hacia una vida pecaminosa en la que el hombre se envolvió, alejándose de Dios.

Esto provocó tristeza en Dios, y es por eso que leemos en Génesis 6:6… “y se arrepintió Jehová de haber hecho al hombre y le dolió en su corazón”

La confusión hace que el hombre se equivoque, tome caminos incorrectos y que, a la larga, tal decisión le haga sentirse arrepentido. Bien sabía el gran rey Salomón de esto cuando dijo en Proverbios 14:12: “Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte”

No es difícil para el hombre ver su interior y darse cuenta de la gran necesidad de conocer la verdad de Dios; aunque a muchas personas les resulte difícil saber cómo encontrarla.

Por esa razón, es importante, en la búsqueda del hombre para encontrarse con su salvador, saber oír la voz de Dios que día a día está clamando por ti a través de las Escrituras.  Necesitas leerlas y escudriñarlas, porque ellas te conducirán a la verdad. Jesús dijo en Juan 8:32 “conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”. Las Escrituras tienen el mensaje que el hombre necesita para asegurar su salvación.

El hombre debe ocuparse de su propia salvación.  Respecto a esta aseveración, señalamos algunos puntos importantes:

·         Filipenses 2:12 señala “ocupaos de vuestra salvación con temor y temblor”;

·         No debemos dejarnos confundir, porque puede acarrear perdición, Deuteronomio 30:17-18a  “Mas, si tu corazón se apartare y no oyeres, y te dejare extraviar, y te inclinares a dioses ajenos y les sirvieres, Yo os protesto hoy que de cierto pereceréis”;

·         y sabemos que  esto es posible por la muchas voces que resuenan en el mundo con diferentes tipos de mensajes que aún tocan la sensibilidad de corazones sedientos; pero, a la luz de las Escrituras, están vacíos.  Es por esto que Jesús dijo en Mateo 7:21-23… “No todo el que me dice: Señor, Señor entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi padre que está en los cielos. Muchos me dirán aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera   demonios,  y en tu nombre hicimos muchos milagros? y  entonces les  declarare: nunca os conocí, apartaos de mi hacedores de maldad”. 

Hoy es tiempo de reflexionar y estar atento a la voz de Jesucristo; no a la voz persuasiva del hombre.  Nuestra atención debe estar fija en Cristo.

El no prestar atención a su Palabra puede acarrear perdición y separación entre usted y Dios.  Al rey Saúl le costó caro, 1 Samuel 15:22, “Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y victimas, como en que se obedezca a la palabra de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros”. 

Te dejamos este mensaje final: Necesitamos abrir nuestros ojos y oídos a la verdadera voz de Dios, escudriñando las Escrituras, y buscando en Jesucristo el refugio que necesitamos, y permitiéndole a Él que quite nuestras dudas, y pidiéndole que sea el Señor de nuestras vidas y nos de la maravillosa oportunidad de morar eternamente con Él en su gloria eterna. 

                                                                                                 

Dios te guarde siempre.

Por: Hno. Pedro Vásquez Santos
0
0
0
s2smodern
powered by social2s