¿Caer en gracia o ser gracioso?

(Meditación de la semana 24 - 2009)

Al escuchar la expresión “es mejor caer en gracia que ser gracioso”  puede parecer una frase cargada de celo, egoísmo o fracaso frente al éxito o acogida que otro recibe. Pero el análisis a meditar es, la importancia de caer en gracia.

 

Read More

Primeramente, no es posible caer en gracia si el agraciado no posee algún elemento de interés ante su acogedor.  ¿Por qué encuentra el empleado gracia delante de su jefe, porque encontró Noé gracia delante de  Dios, Cornelio el de Hechos capitulo 10; y por qué los pecadores hallamos gracia delante de Dios? 

Pues el factor común que Dios ve en la humanidad, es cuando el pecado le asedia y aun así permanece el deseo ardiente de acercarnos a Él, esto cae bien ante los ojos de Dios.  No es por las grandes obras que hagamos o hayamos hecho, no es por obra para que nadie se gloríe. 

Por tanto, en término material o espiritual, es importante ser gracioso o reconocer y disfrutar las virtudes de los otros, pero es bueno procurar caer en gracia, es decir, tener virtudes que le caigan bien a los demás.   

Cita de referencia: Hechos 10; Efesios 2.8; Génesis 6:8

0
0
0
s2smodern
powered by social2s