Un Padre con amor semejante al de madre

 (Meditación de la semana 23 - 2009) 

En el mundo de hoy, es muy común enterarnos de casos de personas que han sido afectadas fuertemente por hombres que abandonan su hogar y descuidan a sus hijos. Hay situaciones más extremas, de quienes solamente saben engendrar y olvidan su responsabilidad como padres y compañeros de vida.

Read More

Lo cierto es que, la falta de afecto hacia ese hijo o hija, la falta de apoyo emocional, de atención en todos los aspectos humanos; provoca una profunda herida en los hijos que sufren lo citado anteriormente. Este tipo de padres, llegan a causar en sus hijos severos traumas emocionales que, en muchos casos, pueden terminar en hechos funestos. 

Pero con Dios, nuestro Padre Celestial, se da un enorme contraste en relación con el hombre; ya que Él es un Dios que nos ama, que quiere tenernos cerca de sí; está pendiente de nosotros, nos cuida, desea lo mejor para nosotros, nunca nos abandona. En fin, conocemos una frase que expresa “no hay amor más grande que el de madre”, y en ese sentido (hablando de Dios), nos atrevemos a decir, que tenemos Un Padre con amor semejante al de madre.  

Citas de referencias: Mateo 7:7-11; Efesios 2:4; 1 Juan 4:9.

0
0
0
s2smodern
powered by social2s